facebook
twitter
feed
OJO
artículo de publicado el 26 de febrero de 2004...

Nunca pertenecería a un club que me admitiera como socio”, aseguraba Groucho Marx en una de sus cáusticas sentencias. Ésta no parece ser la máxima de los 1,3 millones de internautas españoles que, por ejemplo, tiene registrados mipasado.com, una web que permite encontrar y relacionarse con los antiguos compañeros del colegio. Pero el fenómeno crece en todo el mundo, y se diversifica, y no sólo para encontrar a amigos ya conocidos a los que se perdió la pista, sino, sobre todo, para ampliar la agenda.

Páginas como Friendster.com, Orkut.com o Tribe.net, surgidas bajo la órbita de la endogámica comunidad del Silicon Valley, están destinadas a difundir aquello de que “los amigos de mis amigos son mis amigos”. Tanto Orkut como Friendster requieren que un miembro del club invite a un nuevo usuario a participar para que éste se pueda dar de alta. Una vez dentro del sistema, hay que crear un perfil personal, con datos como el sexo, el estado civil, país de residencia, intereses y aficiones, y se pueden añadir varias fotos. También el internauta ha de seleccionar qué amigos quiere que aparezcan, y estos le pueden votar en términos de popularidad. Aunque cabe la posibilidad de que la web expulse al nuevo miembro, si otros socios le vetan.

RELACIÓN CONTROLADA

“El propósito de Orkut es hacer más estimulante la vida social y relacionar a gente a la que no tendrías acceso”, asegura la página, creada por un empleado de Google, en el tiempo que el buscador cede para que sus trabajadores “desarrollen su creatividad”. Orkut Buyukkokten, un turco que estudió en la Universidad de Stanford, concibió la página con la idea de que no fuera “demasiado extensa, demasiado rápida y que todo el mundo tenga alguien que le avale”.

La página es casi una copia de Friendster, un invento para relacionar personas surgido del exfundador de Hotlinks, Jonathan Abrams, y respaldado por uno de los primeros inversores en Google, Kleiner Perkins Caufield & Byers. Y, de hecho, se especuló antes de que apareciera Orkut, si Google la compraba. La página, como la de Orkut, es gratuita, pero cobra por determinados servicios, como poner en contacto a personas que no se conocen.

Esta facilidad para conocer a terceros también se suele cobrar en las webs que agrupan a los internautas por elementos biográficos, como el colegio al que asistieron o el cuartel en el que compartieron el servicio militar. Es el caso de mipasado.com, quehaydenuevo.com, quefuede.com, devueltaalcolegio.com o enlabotella.com. En Estados Unidos, patria de Orkut y Friendster, una de estas páginas, Classmates.com, cuenta con 35 millones de usuarios e ingresa 30 millones de dólares al año.

“Los internautas españoles tienden a entrar y enviar un correo a todo el que encuentran, a diferencia de los alemanes, que esperan a relacionarse con aquel a quien buscan”, explica Laurence Fromme, jefe de desarrollo de Passado.com para Europa, la empresa a la que pertenece Mipasado.com. La web alemana tiene más de 1,5 millones de usuarios registrados.

PATIO DEL COLEGIO

“Recibimos muchos correos de gente dándonos las gracias porque han encontrado a amigos de su infancia, y algunos son de un mundo que ya no existe. Recuerdo el caso de un señor de 63 años, Antonio, que buscó a su amigo Francisco, con el que fue al colegio en Tetuán. Al final se reencontraron incluso con otros compañeros de la clase”, añade Fromme.

Pero el aspecto social de estas páginas no se limita sólo a la parte más lúdica. La empresa de EEUU Matcheroo, una de las primeras que explotaron el filón, dispone también de aplicaciones específicas para utilizar la capacidad de las redes sociales entre comunidades de empresas, ONG y profesionales.

Por El Periódico de Catalunya

Rellena el formulario para poder comentar...

XHTML permitido:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>